índice

TEMA 19º

 

LA MORALIDAD DE LOS ACTOS HUMANOS.

LA MORALIDAD DE LAS PASIONES.

(N. 1749-1756 Y 1762-1770. Resúmenes 1757-1761 y 1771-1775)

 

La libertad hace del hombre un sujeto moral, padre de sus actos. "Los actos humanos, es decir, libremente realizados tras un juicio de conciencia, son calificados moralmente: son buenos o malos".

 

1. Fuentes de la moralidad

2. Actos buenos y actos malos

3. Las pasiones

4. Pasiones y vida moral

 

Fuentes de la moralidad:

 

Las fuentes o elementos constitutivos de la moralidad de los actos humanos son:

1. El objeto elegido

2. El fin que se busca o la intención

3. Las circunstancias de la acción

 

a) "El objeto elegido es un bien hacia el cual tiende deliberadamente la voluntad".

 

b) La intención mira al término del obrar, es un movimiento de la voluntad hacia un fin. La intención no sólo orienta actos concretos, "puede también orientar toda la vida hacia el fin último".

"Una misma acción puede estar inspirada por varias intenciones, como hacer un servicio para obtener un favor o para satisfacer la vanidad".

 

- Una intención buena no hace ni bueno ni justo un comportamiento en sí mismo desordenado. El fin no justifica los medios.

 

- "Una intención mala sobreañadida (como la vana gloria) convierte en malo un acto que, de suyo, puede ser bueno (como la limosna).

 

c) Las circunstancias "contribuyen a agravar o a disminuir la bondad o la malicia moral de los actos humanos (por ejemplo, la cantidad de dinero robado). Pueden también atenuar o aumentar la responsabilidad del que obra (como actuar por miedo a la muerte). Las circunstancias no pueden de suyo modificar la calidad moral de los actos; no pueden hacer ni buena ni justa una acción que de suyo es mala".

 

Actos buenos y actos malos:

 

"El acto moralmente bueno supone a la vez la bondad del objeto, del fin y de las circunstancias".

 

Una finalidad mala corrompe la acción aunque el objeto sea bueno.

 

- Si el objeto de la elección es malo, el acto es malo.

 

- "Hay actos que, por sí y en sí mismos, independientemente de las circunstancias y de las intenciones, son siempre gravemente ilícitos por razón de su objeto; por ejemplo, la blasfemia y el perjurio, el homicidio y el adulterio. No está permitido hacer el mal para obtener un bien".

 

Las pasiones:

 

"Los sentimientos o pasiones designan las emociones o impulsos de la sensibilidad que inclinan a obrar o a no obrar en razón de lo que es sentido o imaginado como bueno o como malo".

"Nuestro Señor señala al corazón del hombre como la fuente de donde brota el movimiento de las pasiones".

 

Las pasiones son numerosas:

 

- El amor: es la atracción del bien

- El amor causa el deseo del bien ausente y la esperanza de obtenerlo - El placer y el gozo del bien poseído

- El odio, la aversión y el temor surgen del mal presente o por venir - La tristeza o la ira como impotencia u oposición al mal

 

"Amar es desear el bien a alguien. Los demás afectos tienen su fuerza en este movimiento original del corazón del hombre hacia el bien. Sólo el bien es amado. Las pasiones son malas si el amor es malo, buenas si bueno".

 

 

 

 

 

 

Pasiones y vida moral:

 

Las pasiones, en sí mismas, no son buenas ni malas. la razón debe regular las pasiones y la voluntad controladas en la medida de lo posible.

"Las pasiones son moralmente buenas cuando contribuyen a una acción buena, y malas en el caso contrario (...) Las emociones y los sentimientos pueden ser asumidos en las virtudes, o pervertidos en los vicios".

"La perfección moral consiste en que el hombre no sea movido al bien sólo por su voluntad, sino también por su apetito sensible según estas palabras del Salmo: «Mi corazón y mi carne se alegran por el Dios vivo» (Sal 84, 3)".

 

RESUMEN:

 

1. "El objeto, la intención y las circunstancias constituyen las tres fuentes de la moralidad de los actos humanos".

 

2. "El objeto elegido especifica moralmente el acto de la voluntad según que la razón lo reconozca y lo juzgue como bueno o malo".

 

3. El fin no justifica los medios. No se justifica una acción mala por alcanzar un bien.

 

4. El acto es moralmente bueno si lo son a la vez el objeto, el fin y las circunstancias.

 

5. Hay comportamientos concretos cuya elección es siempre errada porque esta comporta un desorden de la voluntad, es decir, un mal moral.

 

6. "El término pasiones designa los afectos y los sentimientos. Por medio de sus emociones, el hombre intuye lo bueno y lo malo".

 

7. "Ejemplos eminentes de pasiones son el amor y el odio, el deseo y el temor, la alegría, la tristeza y la ira".

 

8. Las pasiones no son si buenas ni malas. "Pero según dependan o no de la razón y de la voluntad, hay en ellas bien o mal moral".

 

9. "Las emociones y los sentimientos pueden ser asumidos por las virtudes, o pervertidos en los vicios".

 

10. "La perfección del bien moral consiste en que el hombre no sea movido al bien sólo por su voluntad, sino también por su corazón".

índice