índice

TEMA 23º

 

"... CONCEBIDO POR OBRA Y GRACIA DEL ESPÍRITU SANTO, NACIÓ DE SANTA MARIA VIRGEN"

(N. 484-507. Resúmenes 508-511)

 

1. Concebido por obra y gracia del Espíritu Santo

2. ... nació de la Virgen María

 

 

Concebido por obra y gracia del Espíritu Santo...

 

En la Anunciación María es invitada a concebir a aquel en quien habitará corporalmente, la plenitud de la divinidad" (Col 2, 9). "La respuesta divina a su «¿cómo será esto, puesto que no conozco varón?» (Lc 1, 34) se dio mediante el poder del Espíritu: «el Espíritu vendrá sobre ti» (Lc 1, 35)"

 

"El Espíritu Santo fue enviado para santificar el seno de la Virgen María y fecundarla por obra divina, él que es «el Señor que da la vida», haciendo que ella conciba al Hijo eterno del Padre en una humanidad tomada de la suya".

 

"El Hijo único del Padre, al ser concebido como hombre en el seno de la Virgen María, es «Cristo», es decir, el ungido por el Espíritu Santo, desde el principio de su existencia humana, aunque su manifestación no tuviera lugar sino progresivamente: a los pastores, a los magos, a Juan Bautista, a los discípulos. Por tanto, toda la vida de Jesucristo manifestará «cómo Dios le ungió con el Espíritu Santo y con poder» (Hch 10, 38)".

 

... nació de la Virgen María:

 

"Lo que la fe católica cree acerca de María se funda en lo que cree de Cristo, pero lo que enseña sobre María ilumina a su vez la fe en Cristo”.

 

a) La predestinación de María: "Dios envió a su Hijo, pero para formarle un cuerpo quiso la libre cooperación de una criatura. Para eso desde toda la eternidad, Dios escogió para ser la Madre de su Hijo a una hija de Israel, una joven judía de Nazaret en Galilea, a una virgen desposada con un hombre llamado J osé, de la casa de David; el nombre de la virgen era María".

En la Antigua Alianza la misión de María se prepara en la misión de algunas santas mujeres:

 

1. Eva, a pesar de su desobediencia, es madre de los vivientes y recibe la promesa de una descendencia vencedora del Maligno.

2. Sara que concibe a pesar de su edad avanzada.

3. Ana, madre de Samue1.

4. Débora, Rut, Judit y Ester, y muchas otras mujeres.

 

Con María termina la larga espera de los pobres que anhelan la salvación. Con Ella se inaugura el nuevo plan de salvación.

b) La Inmaculada Concepción:

El ángel Gabriel llama a María la "llena de gracia". La Virgen María para su misión de Madre del Hijo de Dios hecho hombre fue enriquecida de resplandeciente santidad desde el primer instante de su concepción.

Pío IX en 1854 proclamó solemnemente que "la bienaventurada Virgen María fue preservada "inmune de toda macha de pecado original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo Salvador del género humano".

 

Los Padres de la tradición oriental llaman a la Madre de Dios "la Toda Santa" (Panaghia). "Por la gracia de Dios, María ha permanecido pura de todo pecado personal a lo largo de toda su vida".

 

 c) "Hágase en mí según tu palabra...": Es la respuesta de María al anuncio del ángel. Con su consentimiento acepta el plan de salvación de Dios y se entrega por completo a él.

 

d) La maternidad divina de María: "Llamada en los Evangelios «la Madre de Jesús» (Jn 2, 1; 19, 25), María es aclamada bajo el impulso del Espíritu como «la madre de mi Señor» desde antes del nacimiento de su Hijo (Lc 1, 43). En efecto, aquél que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente Madre de Dios (Theotokos)".

 

e) La Virginidad de María:

"Desde los primeras formulaciones de la fe, la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto, esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo". El Hijo de Dios de esa manera asume una humanidad como la nuestra.

En ella se cumple la promesa divina hecha por Isaías:

"He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo" (Is 7, 14) Y el ángel dice a José: "Lo concebido en ella viene del Espíritu Santo" (Mt 1, 20).

 

f) María, la "siempre Virgen":

La Iglesia confiesa "la virginidad real y perpetua de María, incluso en el parto del Hijo de Dios hecho hombre". María es la siempre virgen, la Aeiparthénon. Cuando en los Evangelios se habla de hermanos y hermanas de Jesús se trata de parientes próximos "según una expresión conocida del Antiguo Testamento”.

 

 "Santiago y José «hermanos de Jesús» (Mt 13, 55) son los hijos de una María discípula de Cristo que se designa de manera significativa como «la otra María» (Mt 28, 1). La Madre de Dios no tuvo, pues, más hijos.

 

"Jesús es el Hijo único de María. Pero la maternidad espiritual de María se extiende a todos los hombres, a los cuales Él vino a salvar".

 

g) La maternidad virginal de María en el designio de Dios: Podemos descubrir las razones misteriosas por las que quiso Dios que su Hijo naciera de una virgen:

 

1. "La virginidad de María manifiesta la iniciativa absoluta de Dios en la Encarnación. Jesús no tiene como Padre más que a Dios".

 

2. Jesús concebido por obra del Espíritu Santo está lleno del Espíritu Santo en su humanidad, es el nuevo Adán. El primer Adán nació de la tierra, era terreno.

 

3. "Jesús, el nuevo Adán, inaugura por su concepción virginal el nuevo nacimiento de los hijos de adopción en el Espíritu Santo por la fe".

"La participación en la vida divina no nace «de la sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de hombre, sino de Dios» (In 1, 13). La acogida de esta vida es virginal porque toda ella es dada al hombre por el Espíritu. El sentido esponsal de la vocación humana con relación a Dios se lleva a cabo perfectamente en la maternidad virginal de María".

 

4. "María es virgen porque su virginidad es el signo de su fe no adulterada por duda alguna y de su entrega total a la voluntad de Dios".

 

5. "María es a la vez virgen y madre porque ella es la figura y la más perfecta realización de la Iglesia".

 

RESUMEN:

 

1. "De la descendencia de Eva, Dios eligió a la Virgen María para ser la Madre de su Hijo". Ella es la llena de gracia, libre de la mancha del pecado original desde su concepción y pura de todo pecado personal a lo largo de toda su vida.

 

2. "María es verdaderamente «Madre de Dios» porque es la madre del Hijo eterno de Dios hecho hombre, que es Dios mismo".

 

3. María fue Virgen al concebir a su Hijo, Virgen durante el parto y Virgen después del Parto, Virgen siempre.

 

4. La Virgen María colaboró por su fe y obediencia libres a la salvación de los hombres. Por su obediencia, ella se convirtió en la nueva Eva, madre de los vivientes.

índice