índice

CIENCIA

 

1- "¡Oh Timoteo!, guarda el depósito de la fe a ti confiado, evitando las vanidades impías y las contradicciones de la falsa ciencia que algunos profesan, extraviándose en la fe" ( I Tim VI, 20-21)

2- "El hombre medio, atento tan sólo a los resultados e ignorante de los métodos y de los principios de la ciencia, la entiende de modo imaginario y falso, hace de ella una superstición que le lleva a ver en la ciencia un conocimiento utópico universal, una saber capaz de hacerlo todo, de dominar técnicamente todo" (Juan Bautista Torelló. Psicoanálisis y confesión. Rialp Madrid 1975 2ª  pág. 29-30)

3- "El saber separado de una visión del mundo, reducido a un puro valor objetivo y fragmentario, se valora sólo desde el punto de vista de su utilidad técnica y viene a quedar desposeído de su verdadero carácter científico. El científico, polarizado a su vez en el utilitarismo ambiente, se empobrece espiritualmente, pierde el verdadero anhelo por la búsqueda, por el pensamiento original, por la actividad creadora" (Juan Bautista Torelló idem pág. 29)

4- "Si el mundo ha salido de las manos de Dios, si Él ha creado al hombre a su imagen y semejanza (Gen I, 26) y le ha dado una chispa de su luz, el trabajo de la inteligencia debe -aunque sea con duro trabajo- desentrañar el sentido divino que ya naturalmente tienen todas las cosas; y con la luz de la fe, percibimos también su sentido sobrenatural, el que resulta de nuestra elevación al orden de la gracia. No podemos admitir el miedo a la ciencia, porque cualquier labor si es verdaderamente científica, tiende a la verdad. Y Cristo dijo:  (Ioh XIV, 6). Yo soy la verdad" (Es Cristo que pasa n. 10)

5- "La fe (...) No sólo no se opone a la razón, sino que la salva. Por eso, cuando los hombres han creído cosas  -como la Encarnación, la Redención, la Resurrección-, se han vuelto razonables. Por el contrario, cuando han comenzado a no confiar más que en su sola razón, entonces -y en esa misma medida- se han vuelto irracionales y sanguinarios" (André Frossard rev. Palabra 177, V-1980 (219))

6- "El hombre no puede ni debe detener estos impulsos del progreso científico, puesto que él está estimulado por Dios mismo a someter el mundo (cfr. Gn I, 28) con el propio trabajo" (Juan Pablo II "Discurso al congreso "  1-IV-1980  DP-1980  n. 88)

7- "Si Dios es la fuente suprema de toda verdad, no puede existir oposición entre la sabiduría natural y las verdades de la fe" (Juan Pablo II "Homilía de la Misa en el Uhuru Park de Nairobi" 7-V-1980  DP-135)

8- "Mientras que la ciencia está llamada a estar al servicio de la vida del hombre, se constata demasiadas veces, sin embargo, que está sometida a fines que son destructivos de la verdadera dignidad del hombre y de la vida humana" (Juan Pablo II "Discurso en la Sede la UNESCO, París" 2-VI-1980  DP-166  n. 21)

9- "Los ojos del alma se embotan; la razón se cree autosuficiente para entender todo, prescindiendo de Dios. Es una tentación sutil, que se ampara en la dignidad de la inteligencia, que Nuestro Padre Dios ha dado al hombre para que lo conozca y lo ame libremente. Arrastrada por esa tentación, la inteligencia humana se considera el centro del universo, se entusiasma de nuevo con el  (Gen III, 5) y, al llenarse de amor por sí misma, vuelve la espalda al amor de Dios" (Es Cristo que pasa n. 6)

10- "Servir de altavoz al enemigo es una idiotez soberana; y, si el enemigo es enemigo de Dios, es un gran pecado.- Por eso, en el terreno profesional, nunca alabaré la ciencia de quien se sirve de ella como cátedra para atacar a la Iglesia" (Camino 836)

11- "El amor a la verdad compromete la vida y el trabajo entero del científico, y sostiene su temple de honradez ante posibles situaciones incómodas, porque a esa rectitud comprometida no corresponde siempre una imagen favorable en la opinión pública" (José Mª Escrivá de Balaguer. "Discurso en la investidura de doctores honoris causa a Hengsbach y Lejeune" Cit. por Federico Suárez en Nuestro Tiempo  X-1980  n. 316  pág. 12)

12- "Vanos son por naturaleza todos los hombres, en quienes hay desconocimiento de Dios, y que a partir de los bienes visibles son incapaces de ver al que es, ni por consideración de las obras conocieron al artífice (Sab XIII, 1)

 

índice