índice

CONFIRMACIÓN

 

1- Juan Pablo II "Homilía administración Sacramento Confirmación en Cologno Monzese"  11-IV-1981  DP-98

- "Estoy contento porque, con este Sacramento, vosotros recibiréis un don maravilloso; el Espíritu Santo, la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Él descenderá sobre vosotros y morará en vosotros como en el templo más bello y más precioso"

- Con el bautismo "sois ya cristianos, hijos de Dios, hermanos de Jesús y miembros de aquella comunidad de discípulos de Jesús que es la Iglesia"

- "El Espíritu Santo perfecciona aquello que inició en vosotros el día del Bautismo"

- "Si hasta ahora erais como niños que sólo reciben, desde ahora seréis muchachos y adultos que deben también comenzar a dar, a crecer y hacer cualquier cosa bella y grane por el Señor y por los hermanos".

- "El Espíritu Santo os comunica fuerza y energía". Comunica los siete dones: ciencia, sabiduría, piedad, fortaleza, temor de Dios, consejo, entendimiento.

- En Pentecostés: recibieron los apóstoles fortaleza para predicar y dar testimonio, sin ningún miedo.

- "Fuerza de la fe para creer siempre en el Señor que nos salva"

- "La fuerza de la esperanza para confiar siempre plenamente en su ayuda y en su bondad para nosotros"

- "La fuerza del amor para amar cada vez más al Señor con todo el corazón y en Él y por Él a los hermanos"

- "La fuerza de la paciencia para saber aceptar nuestras limitaciones con valor y ofrecer nuestros sufrimientos por el bien de las almas"

- "La fuerza del buen ejemplo para saber dar testimonio a los demás de bondad y de esperanza"

- El don de sabiduría "es como una luz interior del alma que os hará ver y gustar la belleza del Señor, sus verdad y su amor"

      * Hará comprender el Evangelio

      *"Alejará de vosotros la sombra de la mentira y las tinieblas del error y del pecado"

      *"Os dará ojos limpios para ver todo lo que hay de bueno y de bello en el mundo espiritual: ojos luminosos para ver primero de todo la presencia y la providencia de Dios Padre para nosotros"

      *"Ojos iluminados de alegría para enseñar también a los demás el camino de la verdad y del amor fraterno"

- "El mismo Espíritu Santo viene en ayuda de nuestra debilidad... intercede por nosotros con gemidos inenarrables" (cfr. Rom VIII, 26-28)

 

2- Juan Pablo II "Homilía a los estudiantes en YamonssouKro, Costa de Marfil"  11-V-1980  DP-145  n. 7

 

- "Vuestra confirmación de hoy es vuestro Pentecostés para la vida. Comprobad la gravedad y la grandeza de este sacramento. ¿Cual será vuestro estilo de vida en adelante? ¡El de los Apóstoles a la salida del Cenáculo! El de los cristianos de todo tiempo, enérgicamente fieles a la oración, a la intensificación y al testimonio de la fe, a la fracción del pan eucarístico, al servicio del prójimo y sobre todo de los más pobres" (cfr Act II, 42-47)

- "Estad dispuestos para encontrar a veces oposición, desprecio, mofa. Los verdaderos discípulos no van a ser menos que el Maestro"

3- Hablando de la visita pastoral del obispo que debe hacerse a su tiempo. "Y de no hacerse se han seguido y siguen muchos daños, entre los cuales no debe ser tenido por menor estarse las ovejas muchos años sin recibir Confirmación; que no es pequeño daño, como no lo es estar sin armas los soldados, y sin fortaleza para la pelea, lo cual les dan en este Sacramento; y así se hace grande agravio en privarlos de un tan grande favor contra tantos y tan fuertes enemigos. Y pues ellos no duermen impugnando, no deberían dormir los obispos, pues son los capitanes, animando y esforzando" (San Juan de Ávila. "Advertencias para el Sínodo de Toledo". Necesidad de la visita pastoral. "Escritos sacerdotales" B.A.C. Madrid 2000 pág. 101).

4-"Podemos preguntarnos: ¿Cuándo encuentro a Jesús? ¿Sólo al final? ¡No, no! Lo encontramos todos los días. ¿Pero cómo? En la oración, cuando tú rezas, encuentras a Jesús. Cuando recibes la Comunión, encuentras a Jesús, en los Sacramentos. Cuando llevas a bautizar a tu hijo, te encuentras a Jesús, hallas a Jesús. Y vosotros, hoy, que recibís la Confirmación, también vosotros encontraréis a Jesús; luego lo encontraréis en la Comunión. «Y más tarde, Padre, después de la Confirmación, adiós», porque dicen que la Confirmación se llama «el sacramento del ¡adiós!». ¿Es verdad esto o no? Después de la Confirmación no se va nunca a la iglesia: ¿es verdad o no?... ¡Más o menos! Pero también después de la Confirmación, toda la vida, es un encuentro con Jesús: en la oración, cuando vamos a misa y cuando realizamos buenas obras, cuando visitamos a los enfermos, cuando ayudamos a un pobre, cuando pensamos en los demás, cuando no somos egoístas, cuando somos amables... en estas cosas encontramos siempre a Jesús. Y el camino de la vida es precisamente este: caminar para encontrar a Jesús." (VISITA PASTORAL A LA PARROQUIA ROMANA DE SAN CIRILO ALEJANDRINO. HOMILÍA DEL SANTO PADRE FRANCISCO I Domingo de Adviento, 1 de diciembre de 2013)

 

índice