índice

HUMILDAD

 

1- "La verdadera madurez evita las presunciones" (R. de los Ríos: «Ante los espectáculos públicos» en Cuestiones y respuestas, III, OBISA.  Madrid 1976  pág. 39)

2- "La gente humilde (...) es gente convencida de no saber ni valer nada, convencida de necesitar ayuda y perdón" (J. Pablo II Homilía en el Colegio Capránica 21-I-1980  DP-19  1980  n. 3)

3- "Porque son ante ti muy numerosos nuestros pecados, y nuestros crímenes dan testimonio contra nosotros. Presentes nos están nuestros crímenes y conocemos nuestras iniquidades" (Is LIX, 12)

4- "Y murió por todos para que los que viven no vivan ya para sí, sino para aquel que por ellos murió y resucitó" (II Cor v, 15)

5- "Si es menester gloriarse, me gloriaré en lo que es mi flaqueza" (II Cor XI, 30)

6- "En una asociación que tenga una finalidad terrena, es lógico publicar estadísticas ostentosas sobre el número, condición y cualidades de los socios, y así suelen hacerlo de hecho las organizaciones que buscan un prestigio temporal, pero ese modo de obras, cuando se busca la santificación de las almas, favorece la soberbia colectiva: y Cristo quiere la humildad de cada uno de los cristianos y de los cristianos todos". (Conversaciones n. 40)

7- "Cuando uno tiene la suerte de toparse con nuestro Dios Eterno, lo primero que se comprende es la propia poca importancia. El personaje principal es Él". (André Frossard  rev. Palabra 177,  v-1980 (218))

8- "No crecer en humildad significa perder de vista el objetivo de la elección divina: «ut essemus sancti» (1 Cor XV, 8-9), la santidad personal". (Es Cristo que pasa n. 3)

9- "El Señor conoce nuestras limitaciones, nuestro personalismo y nuestra ambición: nuestra dificultad para olvidarnos de nosotros mismos y entregarnos a los demás" (Es Cristo que pasa n. 15)

10- "¿Habéis visto dónde se esconde la grandeza de Dios? En un pesebre, en unos pañales, en una gruta". (Es Cristo que pasa n. 18)

11- "Dios se humilla para que podamos acercarnos a El, para que podamos corresponder a su amor con nuestro amor, para que nuestra libertad se rinda no sólo ante el espectáculo de su poder, sino ante la maravilla de su humildad" (Es Cristo que pasa 18)

12- "Es a veces corriente, incluso entre almas buenas, provocarse conflictos personales, que llegan a producir serias preocupaciones, pero que carecen de base objetiva alguna. Su origen radica en la falta de propio conocimiento, que conduce a la soberbia: el desear convertirse en el centro de la atención y de la estimación de todos, la inclinación a no quedar mal, el no resignarse a hacer el bien y desaparecer, el afán de seguridad personal. Y así muchas almas que podrían gozar de una paz maravillosa, que podrían gustar de un júbilo inmenso, por orgullo y presunción se transforman en desgraciadas e infecundas". (Es Cristo que pasa n. 18)

13- "Cristo fue humilde de corazón (cfr. Mt XI, 29)" (Es Cristo que pasa n. 18)

14- "Cuando te apuren tus miserias no quieras entristecerte. -Gloríate en tus enfermedades, como San Pablo, porque a los niños se les permite, sin temor al ridículo, imitar a los grandes" (Camino 879)

15- "La humildad no solamente no es una actitud externa -para anticipamos al error más burdo-, sino que no depende de ninguna actitud exterior. La humildad reside en una interior decisión de la voluntad (II-II 161, 1 ad 2). Y, en segundo lugar, no es primariamente un modo de relacionarse entre sí los hombres, sino la actitud del hombre ante la faz de Dios (II-II 161, 1 ad 5). La humildad es saber que hay distancia inefable entre el Creador y la criatura, reconocerlo y admitirlo" (Josef Pieper "Sobre la esperanza"  Madrid 1951  Rialp  p. 37)

16- "Los tronos de los príncipes derriba el Señor, y en lugar suyo asienta a los mansos. El señor arranca de raíz a los soberbios y planta en su lugar a los humildes" (Eclo X, 17. 18)

17- "Mejor es quien trabaja y abunda en bienes, que el pretencioso que carece de pan" (Eclo X, 30)

18- "Cuando dice" «todo valle se rellenará, y será rebajado todo monte y collado», da a entender que los humildes serán ensalzados, lo orgullosos y soberbios humillados, y cambiada la dificultad de la ley con la facilidad de la fe" (S. Juan Crisóstomo Hom X, Exp. Cap III  Matth)

19- "Dios muchas veces nos amenaza, no para separarnos de El, sino al contrario, para acercarnos de una manera más estrecha, pues hace que desaparezca todo temor en seguida que a Él nos dirigimos. Si fuéramos los mismos en la tribulación que en la tranquilidad, no necesitaríamos que la aflicción nos enseñara. No sólo a nosotros, sino a muchos santos los enseñó la tribulación; por lo cual el Profeta dijo: «Bueno fue para mí el que me humillases, para que aprenda tus justicias»" (S. Juan Crisóstomo idem)

20- "Si los santos, cuando ejecutan grandes cosas, sienten pobremente de sí mismos, ¿qué han de decir en su defensa los que se engríen sin virtudes? Pues aún dándose algunas acciones buenas, son de ningún valor cuando no están sazonadas con la virtud de la humildad. Las acciones más grandes, practicadas con soberbia, en vez de ensalzar rebajan. El que acopia virtudes sin humildad, no hace otra cosa que arrojar polvo al viento; y donde parece que hace alguna cosa de provecho, allí incurre en más lastimosa ceguera". (S. Gregorio Magno  Hom VII in Evang.)

21- "Si me preguntáis qué es lo más esencial en la religión y en la disciplina de Jesucristo, os responderé: lo primero la humildad, lo segundo la humildad y lo tercero la humildad" (S. Agustín Epístola 118)

22- "Cuando hagáis alguna obra buena, traed siempre ante vuestra consideración el mal que hayáis hecho para que, viendo cautamente la culpa, jamás el ánimo se regocije incautamente del bien que haya" (S. Gregorio Magna Hom VII in Evang.)

23- "Gloríese el hermano pobre en su exaltación, el rico en su humillación, porque como la flor de heno pasará" (Sant I, 9-10)

24- "Dios resiste a los soberbios, pero a los humildes les da su gracia" (¡ Pe V, 5)

25- "Bien me parece a mi que le amo, mas las obras me desconsuelan, y las muchas imperfecciones que veo en mí" (Santa Teresa de Jesús "Libro de la vida"  c. XXX final. Domine de mihi aquam)

26- "La soberbia trae al hombre la humillación, pero el humilde de espíritu consigue honra" (Prov XXIX, 23)

27- "Y vosotros los que decís: «Hoy o mañana iremos a tal ciudad, y pasaremos allí el año y negociaremos, lograremos buenas ganancias», no sabéis cual será vuestra vida de mañana, pues sois humo, que aparece un momento y al punto se disipa" (Sant IV, 13-14)

28- "Dios no quiere el mal, pero permite que nos sintamos capaces de todos los errores, para que seamos humildes. Y sólo sobre esa humildad se puede edificar la santidad cristiana". (De nuestro Padre n. 70)

 

índice