índice

INAESTIMABILE DONUM

 Instrucción de la Sagrada Congregación para los Sacramentos y el culto divino 17-IV-1980 DP-147

1- Aspectos positivos de la reforma litúrgica; participación más activa de los fieles, numerosas lecturas bíblicas, lengua vernácula...

2- Señala ahora los abusos introducidos: confusión en las funciones del ministerio sacerdotal (Recitación de las plegarias, homilías... por seglares) Pérdida del sentido de los sagrado (fuera ornamentos y templos)

Desconocimiento del carácter eclesial de la liturgia (textos y plegarias no aprobadas...)

"todo esto no puede dar buenos frutos".

"Los fieles tienen derecho a una liturgia verdadera, que es tal cuando es la deseada y establecida por la Iglesia, la cual ha previsto también eventuales posibilidades de adaptación, requeridas por exigencias pastorales en los distintos lugares o por los distintos grupos de personas. Experiencias, cambios, creatividad indebidas desorientan a los fieles".

3- A)  "La Santa Misa"

1- Celebrar, respetando las lecturas y normas del leccionario, la liturgia de la palabra en la Misa.

2- El Evangelio solo lo puede leer el sacerdote o diácono. "Las demás lecturas, cuando sea posible, sean confiadas a un lector o a otros seglares preparados espiritual y técnicamente". Respetar el Salmo responsorial.

3- La homilía, para explicar la Palabra de Dios, corresponde al sacerdote o diácono.

4- "Es un abuso hacer decir algunas partes de la Plegaria Eucarística al diácono, a un ministro inferior o a los fieles". El Peripsum corresponde al sacerdote, el pueblo aclama Amén.

5- Usar las Plegarias aprobadas por la Iglesia, lo contrario es un abuso.

6- "Durante la Plegaria Eucarística no se deben recitar oraciones o ejecutar cantos".

7- Concelebración: estar atentos.

8- Materia de la Eucaristía: pan ázimo (para la Iglesia latina) y vino extraído del fruto de la vid natural y genuino.

9- "No se admite que los fieles tomen por sí mismos el pan consagrado y el cáliz sagrado; y mucho menos que se lo hagan pasar de uno a otro".

10- El fiel, religioso o seglar, sólo podrá distribuir la comunión en caso de gran necesidad (mucha gente, faltan los ministros ordinarios...)

11- Los fieles pueden acercarse a recibir la comunión de pie o de rodillas. Cuando se comulga de pie, hacer un acto de reverencia.

12- Atenerse a las normas en lo referente a la comunión bajo las dos especies. Institutio generalis Misssalis Romani 242 al final)

13- Las partículas sagradas restantes, donde está el Señor, consúmase o resérvense.

14- Todo el vino consagrado ha de ser consumido.

15- Observar las normas sobre la purificación del cáliz y demás vasos sagrados. (Institutio generalis Missalis Romani, 238)

16- Cáliz, patena, copones... han de ser estéticos y de metal noble.

"No pueden usarse simples cestos u otros recipientes destinados al uso común fuera de las celebraciones sagrados, o de baja calidad, o que carecen de todo estilo artístico".

17- Hacer la acción de gracias: Dentro de la Misa (silencio, cántico de alabanza, himno o salmo), o en oración después de la Misa.

18- Las mujeres pueden hacer las lecturas pero no pueden servir el altar.

19- Las Misas transmitidas por medios audiovisuales han de ser de "ejemplar calidad".

 

Con respecto a las Misas en casas particulares observense "las normas de la Instrucción «Actio pastoralis» del 15 de Mayo de 1969  (AAS  61 (1969) 806-811)"

 

B) "Culto eucarístico fuera de la Misa"

20- "Se recomienda vivamente la devoción tanto pública como privada hacia la Santísima Eucaristía, incluso fuera de la Misa".

21- Téngase en cuenta los tiempos litúrgicos.

22- Obsérvense las normas (Rituale Romanum. De sacra communione et de culto mysterii eucharistici extra Missam 82-112).

23- Lectura, cantos y oración antes de la bendición con el Santísimo.

24- El tabernáculo: en un lugar "verdaderamente digno y debidamente adornado".

25- "El tabernáculo debe ser sólido, inviolable, y no transparente". "Debe arder una lámpara, como signo de honor tributado al Señor".

26- Hágase la genuflexión "ni apresurada ni distraída".

27- Debe ser corregido lo que "esté en contraste con estas disposiciones".

Las dificultades en la reforma provienen de la ignorancia, por parte de sacerdotes y seglares, "de las razones teológicas y espirituales por las que se han hecho los cambios".

- Fórmense los sacerdotes en la cultura bíblica y en la Historia de la Liturgia.

 

índice