índice

LAICOS

 

1- "La específica participación del laico en la misión de la Iglesia consiste precisamente en santificar ab intra  -de manera inmediata y directa-  las realidades seculares, el orden temporal, el mundo"  (Conversaciones n. 9)

2- "Fijarse sólo en la misión específica del laico, olvidando su simultánea condición de fiel, sería tan absurdo como imaginarse una rama, verde y florecida, que no pertenezca a ningún árbol. Olvidarse de lo que es específico, propio y peculiar del laico, o no comprender suficientemente las características de estas tareas apostólicas seculares y su valor eclesial, sería como reducir el frondoso árbol de la Iglesia a la monstruosa condición de puro tronco". (Conversaciones n. 9)

3- "La existencia, también entre los católicos, de un auténtico pluralismo de criterio y de opinión en las cosas dejadas por Dios a la libre discusión de los hombres, no sólo no se opone a la ordenación jerárquica y a la necesaria unidad del Pueblo de Dios, sino que las robustece y las defiende contra posibles impurezas". (Conversaciones n. 12)

4- "Tanto el hombre como la mujer han de sentirse justamente protagonistas de la historia de la salvación, pero uno y otro de forma complementaria". (Conversaciones n. 14)

5- "La igualdad esencial entre el hombre y la mujer exige precisamente que se sepa captar a la vez el papel complementario de uno y otro en la edificación de la Iglesia y en el progreso de la sociedad civil: porque no en vano los creó Dios hombre y mujer". (Conversaciones n. 14)

6- "Hay que rechazar el prejuicio de que los fieles corrientes no pueden hacer más que limitarse a ayudar al clero, en apostolados eclesiásticos. El apostolado de los seglares no tiene por que ser siempre una simple participación en el apostolado jerárquico: a ellos les compete el deber de hacer apostolado.  Y esto no porque reciban una misión canónica, sino porque son parte de la Iglesia; esa misión... la realizan a través de su profesión, de su oficio, de su familia, de sus colegas, de sus amigos". (Conversaciones n. 21)

7- "Quiero exhortaros a vosotros, los laicos, a renovar la fuerza de vuestro compromiso cristiano a través de la Eucaristía". (Juan Pablo II "Homilía en la plaza de la Independencia, de Acra"  8-V-1980   DP-140)

8- "El papel de los seglares en la misión de la Iglesia abarca dos aspectos: en unión con sus Pastores y asistidos por su orientación, edificáis la comunión de los fieles; en segundo lugar, como ciudadanos responsables impregnáis la sociedad en que vivís con la levadura del Evangelio, en sus dimensiones económicas, sociales, políticas, culturales e intelectuales". (Juan Pablo II  "Homilía en la plaza de la Independencia, de Acra"  8-V-1980   DP-140)

9- "... por participación en la vida de la Iglesia, entienden sólo o principalmente la ayuda prestada a la vida parroquial, la colaboración en asociaciones con mandato de la Sagrada Jerarquía, la asistencia activa en las funciones litúrgicas, y cosas semejantes. Quienes piensan así olvidan en la práctica  -aunque quizá lo proclaman en la teoría-  que la Iglesia es la totalidad del Pueblo de Dios, el conjunto de todos los cristianos; que, por tanto, allá donde hay un cristiano que se esfuerza pro vivir en nombre de Jesucristo, allí está presente la Iglesia". (Conversaciones n. 112)

10- "Laico es, por tanto, aquel miembro de la Iglesia  que pertenece radicalmente a la civitas terrena y que participa en su construcción, en su edificación (Lumen Gentium 31 b). De ahí que condición necesaria para que el laico sea buen cristiano, es que sea un buen miembro de la civitas terrena; cristiano, es que sea un buen miembro de la civitas terrena; grave deber del médico católico es ser un buen médico; de un campesino, es ser un buen campesino, etc. De ahí también que, como sea que el hombre es bueno por sus virtudes, es indispensable al laico tener y vivir las virtudes humanas, naturales -fundamento de las sobrenaturales-,  y poseer el máximo conocimiento posible, dentro de su capacidad, del arte de su propia función (profesión) secular (L.G. 36 b; Aa nn 4 g,i, 13 b, 16 e, 17 b, 22 a, 29 e, 30 f; G.S. nn 43 a y 85 b). Porque esto es lo que le hará ser un buen miembro de la civitas terrena, a través de lo cual busca, por vocación divina, el Reino de Dios. La vocación cristiana del laico consiste, pues, en gerere et secundum Deum ordinare res temporales, y a través de ello, regnum Dei quaerere". (Alvaro del Portillo "Fieles y laicos en la Iglesia"  IV, 4  Pamplona 1969  pp. 205-206)

11- "El creyente sabe bien que la importancia de la aportación propia a la vida de la Iglesia no depende tanto de tipo de actividad que desarrolla, cuanto, sobre todo, de la carga de fe y de amor que sabe poner en el cumplimiento del propio servicio, por humilde que pueda ser" (Juan Pablo II  Discurso  12-I-1980  DP-11)

12- Los lacios "... la mejor manera de participar en la vida de la Iglesia, la más importante y la que, en todo caso, ha de estar presupuesta en todas las demás, es la de ser íntegramente cristianos en el lugar donde están en la vida, donde les ha llevado su vocación humana" (Conversaciones n. 112)

índice