índice

PARROQUIA

 

1- "Una parroquia realiza muchas actividades pero ninguna es tan vital ni forma la comunidad como la celebración dominical del día del Señor y de su Eucaristía (cf. cat. Ig. Cat. 2177). Mediante la recepción regular y fervorosa de los sacramentos, el pueblo de Dios llega a conocer la plenitud de la dignidad cristiana, que le pertenece en virtud del bautismo; es verdadero y transformado. Gracias a la escucha atenta de la escritura y la sana instrucción en la fe, es capaz de vivir su vida, y la vida de la parroquia, como una comunión dinámica en la historia de la salvación. Esa experiencia se convierte, a su vez en un motivo eficaz de evangelización". (Juan Pablo II  Discurso al tercer grupo de obispos estadounidenses en visita ad limina  17-III-1998  DP-43  n. 4)

2- "Todo lo que hacéis para asegurar la correcta y digna celebración de la Eucaristía y de los demás sacramentos, precisamente porque lleva a un encuentro profundo y transformador con Dios, construye la Iglesia en su vida interior y como signo visible de salvación para el mundo. La predicación y la catequesis deberían destacar que la gracia de los sacramentos es lo que nos permite vivir de acuerdo con las exigencias del Evangelio. La adoración de la Eucaristía fuera de la Misa nos permite apreciar más profundamente el don que Cristo nos hace en su Cuerpo y su Sangre en el santo sacrificio del altar.

Impulsar a los fieles a recibir con frecuencia el sacramento de la penitencia aumenta su madurez espiritual, mientras se esfuerzan por testimoniar la verdad del Evangelio tanto en la vida privada como en la pública" (Juan Pablo II  Discurso al tercer grupo de obispos estadounidenses en visita ad limina  17-III-1998  DP-43  n. 4)

índice